BETHSI MANRIQUE DE LARA

-Disciplinas:

Carrera, Trail, senderismo y montañismo son las disciplinas que me van más que ninguna otra y las que más he practicado. He probado muchas otras disciplinas pues me casé con un hiperactivo del deporte y siempre me ha gustado probar cosas nuevas, así que me unía a él en mountainbike, escalada, windsurf, snowboard, esquí de fondo, etc. pero en ninguna de éstas acabé profundizando demasiado.

-¿Cómo iniciaste tu vida deportiva, háblanos sobre ella?

Siempre me ha gustado hacer deporte. Desde muy pequeñita mis padres me apuntaron en clases de ballet, pero a mí no me gustaba nada y les supliqué que me pusieran en kárate. Me gustó tanto que lo practiqué hasta la adolescencia. También montaba a caballo, pues en mi familia siempre hubo mucha afición por la hípica.

Desde siempre me gustó correr, ha sido siempre mi deporte preferido. Salía a correr desde casa siendo una pipiola, cuando vivía aún con mis padres. Siempre que lo hacía corría hasta el campo de golf de Bandama, dónde hacía varias vueltas. Gracias al kárate y a que iba caminando a todas partes, tenía bastante resistencia, bueno, y a la cuesta interminable de mi casa que la subía varias veces al día. Empecé a fumar jovencita y, desde que empecé, siempre que salía a correr me llevaba mi “kit de supervivencia”, como lo llamaba mi hermano, que eran las llaves de casa, el mechero y la cajetilla de cigarros (¡¡no existían aún los móviles!! Jaja) para que al volver andando, pudiera hacerlo fumándome un cigarrito, ¡¡qué horror, lo sé!! ¡¡Menos mal que lo dejé unos años después!! Jajaja.

Nunca he sido muy competitiva y por ese motivo no me había apuntado en ninguna carrera hasta que David y yo nos vinimos a vivir a Canarias, ya casados, y me animó a participar en una carrera benéfica. Después de cruzar mi primera línea de meta me sentí tan bien que acabé apuntándome a casi todas las carreras que había (antes no había tantas como ahora, jeje).

También practicaba mucho el entrenamiento funcional en circuitos, el spinning, GAP, etc. Me saqué el título de entrenadora personal y disfruté mucho entrenando a varios grupitos durante un tiempo. Pero entre el trabajo, la maternidad (pues ya tenía dos hijos), la casa y que pasé una época bastante mala por problemas de salud, acabé dejándolo de forma profesional.

Actualmente sigo recuperándome y, aunque ya puedo volver a salir a correr, me está costando mucho volver a coger la forma física. Pero como buena tozuda que soy… no me rendiré fácilmente, jeje.

-Tu mejor vivencia deportiva.

¡¡Tengo muchas!! Todas las veces que salíamos a entrenar alguna carrera por la montaña con amigos. Los ratitos de después, cuándo llegábamos y nos tomábamos algo en alguna cafetería, las risas, las batallitas, con una cervecita en la mano. He hecho grandes amigos gracias al trail, y al deporte en general, y esos han sido los mejores momentos.

Recuerdo con especial cariño mi primera carrera por montaña y mi segunda carrera en mi vida,después de la benéfica, que fue la Tamadaba Trail Tour. Eran 21 kms y yo no fui nada preparada, parecía una dominguera, con playeras viejas de paseo (de esas monas que te pones con los pantalones vaqueros para pasear una tarde de sábado, jeje), con una camiseta de esas que se empapan y no secan, jajaja, un chubasquero viejo y gigante que le había cogido a mi marido del armario a última hora… y me presenté allí tan feliz a correr. El día estuvo lluvioso y frío durante toda la carrera, estaba todo mojado. Casi me mato bajando San Pedro todo resbaladizo y con aquellas playeras de suelas lisas, jajaja. Cuando llegué a meta uno de los organizadores me dijo que había quedado cuarta de la general y tercera de mi categoría y que la entrega de trofeos sería después. ¡¡No me lo podía creer!! Yo, que me había presentado allí con lo puesto, que estaba empapada, con los zapatos llenos de agua por dentro, haciendo “chof chof” con cada paso, congelada, muerta de hambre y sin nada seco que ponerme, le dije que tenía que irme porque me estaba helando y el pobre me miró con una cara… “¿Pero… no te vas a quedar a recoger el trofeo?”. ¡¡Y yo tiritando!!! Intenté esperarme, pero no aguantaba el frío y me perdí mi primer podio, jeje.

-Objetivos a corto y largo plazo.

Mi objetivo ahora mismo es mejorar mi estado de forma, recuperar lo que he perdido estos, casi, tres años que llevo con problemas de salud y disfrutar mucho haciendo deporte, especialmente en la montaña.

-¿Te entrenas o te entrenan?

Actualmente no me entrena nadie, lo hago yo misma. Antes, cuando empezaba, lo hacía mi marido. Él me marcaba las pautas y yo las seguía a rajatabla. Una vez recuerdo que me tocaban correr ese día 20 kms y como había tenido muchísimo trabajo y con dos niños pequeñitos, no pude salir a correr hasta las 10:00 de la noche y a esa hora corrí los 20 kms por los alrededores de mi casa, jajaja. Gracias a sus entrenamientos logré subir al podio varias veces.

-¿Por qué C.D. B-Sporty?

En 2011 nuestro vecino Caco nos animó a montar un club de montaña entre los tres, él, David y yo. Al principio eran todo ideas, elegir nuestro nombre, el logo, nuestros colores… ¡¡era muy divertido y emocionante!! Cuando empezaron a llegar los socios fue aún mejor. Hicimos muchísimos amigos, que siguen en nuestras vidas hoy día y la mayoría, también en el club. Siempre quisimos un club familiar, con valores humanos, con amistad por encima de competitividad y tuvimos muchísima suerte al dar con personas que superaban con creces nuestras expectativas. Creo que este club es un gran club, pero no lo digo por ser una de las fundadoras, sino porque está formado por un gran equipo humano. Todos sus integrantes son los que hacen de este club algo GRANDE.

-Otras aficiones o algo sobre ti…

Me encanta la lectura, pintar y dibujar, la música, la artesanía… Soy fan de las historias de fantasía medieval, Star Wars, los video juegos… Adoro la montaña, si me dan a elegir entre playa o montaña, ¡¡siempre montaña!! Pasar el rato con familiares y amigos, cervecita o té en mano y muchas carcajadas… Río mucho, hasta cuando no debo. Me encanta hacer deporte, todos los que sean al aire libre y sin pelota de ningún tipo, jajaja. Me gusta ayudar a los demás.